Jesús María accidentado: el enojo de la Sole y dos jinetes heridos

La artista se presentó muy tarde y tuvo problemas de audio. Antes, cantó Palito Ortega en la noche más convocante hasta ahora.


Soledad y Palito Ortega, estrellas de la tercera noche de Jesús María 2018.

Soledad Pastorutti fue la encargada de cerrar una tercera jornada de Jesús María 2018 bastante complicada. La cantante de Arequito subió al escenario casi a las 3 de la mañana debido a las demoras por los accidentes de dos jinetes y el show de Palito Ortega.

La Sole arrancó interpretando dos temas nuevas que el público en el campo no escuchó por problemas en su micrófono. La artista no se había dado cuenta hasta que la gente comenzó a reclamar. “Empezamos el show de nuevo, que le vamos a hacer. ¿Alguien me puede decir algo?”, le reclamo ella a su sonidista.

Ya con el micrófono arreglado, la Sole cantó casi por una hora y media y deleitó a su público fiel. A esa hora, muchas de las 11 mil personas que compraron entrada ya se habían ido del Anfiteatro José Hernández. Un rato antes, pasada la 1 de la madrugada, Palito Ortega había cantando sus clásicos de siempre.

Dos jinetes internados

El sábado fue accidentado en el campo de la doma y la ambulancia tuvo que ingresar dos veces para asistir a jinetes heridos. El más grave es el representante chileno José Luis Guerra Rivera, quien sufrió un traumatísmo craneo-encefálico y fue derivado al Sanatorio Caroya con pronóstico reservado.

Por su parte, el mendociono Luis Goulu cayó con la cara al piso y sufrió la fractura de su tabique nasal. También fue atendido por los médicos y derivado al sanatorio, donde le diagnosticaron 24 horas de reposo.

DEJANOS TU COMENTARIO