Con profe de canto y fono comenzaron los trabajo Vanesa Velázquez para volver a cantar

La líder de Banda Mix se operó de la garganta por una afección. Cómo es el proceso y qué consejos dan las profesionales a los cantantes.

 

 

Los problemas en la garganta son lamentablemente algo común para los cantantes y demás profesionales de la voz, que tienen que trabajar para mantenerla sana en un ambiente muchas veces hostil. A Vanessa Velázquez, las largas horas de bailes tampoco le salieron gratis y este año sus cuerdas vocales, principal elemento de trabajo, le llamaron la atención. Hace 20 días se operó de dos pólipos y se recupera para pronto volver a cantar. Para ello, cuenta con el equipo ideal: una fonoaudióloga y su profe de canto, quienes la acompañan hace muchos años y ahora la asisten en su recuperación.

«Cualquier profesional de la voz puede tener un cansancio, pero los de cuarteto tienen una exigencia muy fuerte», manifiesta Alicia Maggi, ex directora y profesora de la Facultad de Fonoaudiología de la Universidad Nacional de Córdoba. Los síntomas son la fatiga vocal, disfonías, ronqueras, dolor y ardor en la garganta. «Si no se tratan, si no se hacen ver con un profesional, pueden aparecer nódulos, pólipos, quistes o voz en banda ventricular, es decir hablar con las falsas cuerdas vocales», expone. La fonoaudióloga destacó la importancia de la detección temprana: «Ella hizo tal cual se debe hacer, no esperó». La cantante se sometió a una operación sobre una lesión benigna, como parte de un trabajo integral que incluyó distintas áreas.

«Esto fue programado, y no solo la cirugía. Se programó cómo llegar y cómo salir de la misma. Hicimos cambios hasta en su micrófono para que ella pueda dar el cien por cien en su show sin seguir afectando la lesión», explica Noelia Escalzo, preparadora vocal de solistas y coros.

Para esto fue importante la función de Pablo Brizuela, el director musical de Banda Mix, quien se encargó de subir y bajar tonos en las canciones y así poder seguir trabajando unos días más hasta la operación, sin que sus cuerdas sufran.

 

EL POST OPERATORIO

Después de cuatro días en silencio, para Vane fue un «volver a empezar». Empezó con monosílabos, le sumó palabras, a los días arrancó con oraciones cortas y así de a poco cada vez está hablando más. El siguiente paso es volver a cantar, pero para eso todavía falta que su garganta cicatrice.

Tras su experiencia, la vocalista les da un consejo a sus colegas: «Que se controlen, vayan al otorrino, se hagan la fibro y tengan un seguimiento de sus cuerdas vocales». Las profesionales insisten que no se debe esperar a estar en una situación grave: «Ella se operó en un momento que no era crítico, no fue con sus cuerdas al último, eso permite una recuperación más rápida», aseguró Escalzo.

DEJANOS TU COMENTARIO